‘CNC’ son las siglas de “control numérico computarizado” y se refiere principalmente al control automático de máquinas herramienta por medio de computadoras y programas especializados que controlan múltiples motores y servomecanismos.

El término de ‘CNC’ implica utilizar la lógica programable como pueden ser datos en forma de letras, números, símbolos, palabras o sus combinaciones, para automatizar el control automatizado de máquinas. Antes de su existencia, cualquier máquina era siempre manipulada manualmente por operadores humanos. Los primeros sistemas de control de maquinaría nacen durante la revolución industrial, las primeras máquinas herramienta NC nacieron durante la década de 1940, siendo automatizadas por tarjetas perforadas como medio de almacenamiento de instrucciones pre-programadas.

Las primeras verdaderas máquinas de control numérico computarizado (CNC) comerciales se presentaron por primera vez en la “Feria Nacional de Maquinaria de Chicago” en el año de 1955 en la ciudad de Chicago, Illinois, y varias de estas ya incluían lectores de cintas magnéticas.

Aunque las máquinas CNC ya lograban entonces ahorrar costos, eran una tecnología novedosa. Y la gran novedad del concepto y falta de estándares causó que se tardará en adoptar por los fabricantes.

El siguiente problema era la larga y difícil creación de los programas, y que si bien el mecanizado era más rápido y eficiente, la creación de los programas de control no era así. A principios de los años 60’s la Alianza de Industrias Electrónicas creó el estándar “G-Code” (código ‘G’), derivado de impresoras tipo ‘plotter’ y lo adaptó al uso de máquinas CNC. En la actualidad el ‘código G’ es el lenguaje predominante en programación de CNC.

Durante los años 60, el precio de los productos de cómputo bajó rápidamente, debido a la introducción de las micro-computadoras. Permitiendo que el control de los motores por computadora en vez de ser por servo-mecanismos; reduciendo así el tamaño de los elementos de control de la máquina.

Durante los años 70’s, nuevas compañías europeas y japonesas empezaron a competir creando nuevas tecnologías y estándares que redujeron aún más el costo de fabricación de máquinas CNC, contribuyendo aún más a su implementación a nivel mundial.

Hoy en día no es raro encontrar máquinas CNC que aún operan con lectores de cinta perforada, esto debido a la larga vida útil de las máquinas, y que están conviviendo con modernos centros de maquinado de última tecnología, tanto de pequeñas piezas de precisión como de enormes partes de la industria pesada.

Nuevos desarrollos tecnológicos llevan las capacidades del control numérico a nuevas fronteras, más preciso, más rápido, más grande; nuevas interfaces de programación y capacidades de maquinado complejo facilitan, hoy más que nunca la fabricación de piezas de increíble complejidad y enorme precisión, además que la interconectividad de las últimas tecnologías de cómputo permiten el control no solo de una máquina, sino de centros completos de producción con múltiples máquinas herramientas, todas controladas por sistemas de control numérico computarizado, o “CNC”.

La historia de las máquinas CNC aún no termina. Cada día hay nuevos avances tanto en fresado CNC como en tecnología de torneado. En particular, con las máquinas modernas, ahora encontramos que se utilizan con frecuencia hasta 7 ejes. También encontramos nuevos tipos de máquinas en la fábrica que solo se soñaban antes. Estos incluyen cortadores láser, impresoras 3D y cortadores de plasma, que juntos pueden crear casi cualquier forma imaginable con la más alta calidad y especificaciones.

A medida que la tecnología evoluciona en el futuro, puede haber elementos aún más increíbles para agregar a su historia a medida que la fabricación continúa promoviendo el uso de procesos robóticos y automatizados en casi todos los campos.