Una impresora 3D es una máquina que crea objetos de plástico u otros materiales utilizando un proceso de fabricación de aditivos. La fabricación aditiva produce objetos en una sucesión de capas de la parte inferior, hacia arriba. Esto es lo contrario de los tradicionales procesos sustractivos de fabricación, que producen objetos de material de corte partiendo de un bloque para crear la forma deseada. Una impresora 3D simplifica y acelera el proceso de elaboración de prototipos y productos terminados.

Proceso de impresión en 3D

A continuación te dejamos los pasos para imprimir en 3D:

1.- Diseñar un Modelo CAD: El primer paso es realizar el diseño de la pieza que desea crear utilizando un software CAD.

Diseño de Pieza

2.- Convertir el Modelo en un archivo STL o VRML: El software guarda el modelo digital como un archivo STL (Lenguaje de teselación Estándar), un formato que convierte la superficie del modelo en un conjunto de triángulos.

Modelo STL

3.- Corta el modelo STL o VRML con el software de la impresora: El archivo STL o VRML es seccionado en capas finas mediante el software de la impresora.

modelo capa por capa

4.- Modelo Impreso capa por capa: La impresora 3D lee cada corte y procede a crear el objeto mezclando cada capa, dando como resultado un objeto tridimensional.

Modelo impreso

Aunque la resolución del impreso producido es suficiente para muchas aplicaciones, una mayor resolución se puede lograr mediante un proceso de acabado sobre la pieza impresa, algunos procesos de impresión utilizan soportes durante la construcción. Los soportes son extraíbles o solubles tras la finalización de la impresión, y se utilizan para apoyar voladizos durante la construcción.

Si quieres conocer más acerca del tema de la impresión 3D te invitamos a que conozcas nuestros cursos aquí.