El campo de la neurocirugía ha experimentado avances significativos como resultado de la impresión 3D. Esto no es sorprendente dado que la mayoría de los procedimientos quirúrgicos y las patologías correspondientes que encuentran los neurocirujanos son exquisitamente complejos, involucrando estructuras anatómicas intrincadas y diminutas, que no siempre pueden apreciarse lo suficiente a través de imágenes multidimensionales.

Si bien es cierto que las imágenes de diagnóstico han evolucionado a partir de las representaciones en 2D, estas imágenes todavía se ven en una pantalla plana de computadora 2D. Esto dificulta las interpretaciones relacionadas con la profundidad, lo que obliga al cirujano a construir mentalmente una vasculatura complicada.

Imagenología en la especialidad de neurología

Publicaciones recientes han descrito una vasta variedad de aplicaciones para la impresión 3D en varios subespecialidades de neurocirugía. Estas áreas incluyen cerebrovascular, neuro-oncológico, neurocirugía espinal, funcional y endoscópica.

Neurología 3D

En la revisión sistemática de 2016 de la impresión 3D en neurocirugía de Randazzo et al. revisó 36 estudios publicados en las tres áreas principales en las que la neurocirugía incorpora la impresión 3D. Estas áreas incluyen:

• La creación de modelos anatómicos específicos para el paciente para la planificación, la formación y la educación quirúrgicas.

• El diseño de dispositivos neuroquirúrgicos para evaluación y tratamiento de enfermedades neuroquirúrgicas.

• El desarrollo de tejidos biológicos diseñados implantes.

Se encontraron que 12 estudios estaban relacionados con la planificación quirúrgica cerebrovascular y las aplicaciones de capacitación, seis estaban relacionados con aplicaciones de neurooncología, cuatro estaban relacionados con aplicaciones funcionales, cinco estaban relacionados con la cirugía de columna, seis estaban relacionados con aplicaciones endoscópicas, dos eran artículos de revisión y dos estaban relacionados con otras subespecialidades de neurocirugía.

Neurocirugía en 3D

En términos de planificación prequirúrgica, la experiencia en The Jacobs Institute, como la descrita en muchos de los estudios revisados, sugiere que los modelos impresos en 3D tienen más que ofrecer para casos desafiantes con anatomía compleja que puede confundir incluso a los cirujanos experimentados. Los modelos específicos del paciente permiten a los neurocirujanos afiliados a Jacobs Institute ajustar los planes de tratamiento endovascular antes de que el paciente esté realmente en la habitación y prepararse para desafíos imprevistos.

Para expandir la adopción de modelos impresos en 3D como herramientas de planificación quirúrgica, se necesitan varias cosas. Estos incluyen los siguientes:

  • La prueba y validación de modelos para tejidos específicos y estados patológicos.
  • El desarrollo de sistemas operativos para rastrear y verificar la identificación del paciente desde el escaneo hasta el modelo.
  • Desarrollo de sistemas de producción de modelos similares a los utilizados en la fabricación industrial que incluyen sistemas de calidad, mantenimiento de impresoras y personal capacitado.
  • La recopilación de evidencia cuantitativa resulta convincente sobre el impacto positivo de los modelos vasculares impresos en 3D en los resultados de los pacientes y en los costos de la atención médica. El Jacobs Institute y sus socios están comprometidos a trabajar en todas estas necesidades para que los modelos impresos en 3D específicos del paciente se conviertan en un estándar de atención. para todos los casos neurovasculares complejos.

    ¿Qué esperamos en Latinoamérica para empezar con la impresión 3D en el área médica?